Blog

Sesiones grupales online educacion emocional

 

¿Para qué sirven? Beneficios

 

  • Mejora el día a día en casa porque aprenden herramientas para gestionar sus emociones e impulsos y como consecuencia menos explosiones de rabia, ira o tristeza y por tanto mayor armonía en casa.
  • Adquieren una mayor seguridad y confianza en sí mismos que les ayuda a afrontar miedos, gestionar mejor sus inseguridades, a motivarse a sí mismos, y a sentir una mayor paz y bienestar.
  • Descubren y valoran sus cualidades y aprenden sus puntos de mejora.
  • Adquieren herramientas para cambiar sus “no puedo”, “no sé”, “no valgo” “no soy suficiente”… Por pensamientos que les hace creer en sí mismos.
  • Aprenden a saber qué les sucede y con ello pueden comunicar mejor sus necesidades y emociones evitando muchos conflictos con los que nos encontramos todos en el día a día. Mejora la comunicación.
  • Mejora su toma de decisiones y responsabilidad porque trabajamos su autoestima para que ellos mismos sepan escoger por sí mismos.
  • Aprenden a valorar a las personas de su entorno y a sí mismos ya que TODOS SOMOS DISTINTOS PERO IGUAL DE IMPORTANTES, sobre todo en CASA.
  • Mejoran las relaciones entre hermanos; aprenden a resolver sus conflictos y diferencias de manera sana emocionalmente.
  • Aprenden a respetarse y a respetar a los demás

 

¿Cuándo?

Grupos y horarios:

1º a 3º primaria: Jueves 10:30 y 16:30hr
4º a 6º primaria: Jueves 12:00hr y 17:30hr

 

¿Cómo?

Realizamos las sesiones por zoom, herramienta gratuita. Cada semana se os enviará un link donde los niños se conectan fácilmente y hay imagen y sonido lo que ayuda a realizar diferentes actividades y a conectar entre nosotros. Más información de la herramienta:

https://www.zoom.us/

 

Contacto: Mar Milán Seda
Tel: 687873165
Mail: marmilanseda@gmail.com

¿Divorcio o no divorcio?

A veces pensamos que el divorcio no es una opción ya que puede afectar mucho a los niños y “por su bien” decidimos no tomar esta decisión. Esto es solo una creencia convencional, que no nos ayuda a evolucionar como seres humanos libres, y los niños quieren padres y madres equilibrados emocionalmente más que juntos.

Decidimos seguir con alguien que deja de ser un compañero por el que un día sentíamos amor, ilusión, pasión y dábamos y recibíamos tanto que decidimos tener un proyecto tan grande como es construir una familia.

Pero hay veces, que el Amor se acaba si dejamos de cuidar la relación de pareja, si nuestro crecimiento como personas individuales no va por el mismo camino, si nos focalizamos demasiado en los hijos o en el trabajo o en otras áreas donde dejamos para lo último cuidar y conectar con nuestro compañero o nuestra compañera de vida. Incluso hay veces que inexplicablemente el Amor no es suficiente y no entiendo todavía porque, pero sucede…

Y llega el momento en que nos vemos abocados a tomar una decisión, separarse o seguir…

He trabajado con los dos tipos de familia, y las dos decisiones son correctas, un divorcio conlleva muchas emociones, las tuyas, las de los niños, las de la pareja, las de familiares y además muchos cambios; económicos, de rutinas, de hogar…y ocurre que no nos vemos capaces de afrontarlo. Si esa es tu situación, pide ayuda para ti o para la pareja, un acompañamiento emocional te puede ayudar a ver otras alternativas que tú desde el dolor o el torbellino de emociones que estás viviendo no puedes ver. Hay que volver a ser un equipo y trabajar nuevas rutinas y hábitos para que tu pareja y tú volváis a conectar y desde ahí poder educar a lo más importante que tenéis, vuestros hijos. Seguís siendo sus padres y es el principal tesoro que hay que cuidar.

Si tu decisión es separaros porque ves que ya no hay marcha atrás, también está bien, eres muy valiente, estás apostando por ti y por algo mejor, como decía anteriormente hay muchos cambios que afrontar y no solo tuyos, también de los niños.

Un acompañamiento emocional os puede ayudar a integrar el divorcio y todos los cambios desde la calma y la conexión familiar, seguir teniendo esa relación amorosa con tus hijos, desde la comprensión y el amor.

No dejes que la relación con tus hijos se vuelva complicada y difícil por no haber pensado en sus emociones en el proceso de divorcio. Un niño “problemático” no nace, se hace y muchas veces es consecuencia de no haber aceptado algunas situaciones que le han resultado difíciles y nosotros como padres y madres no nos hemos dado cuenta.

Siempre lo hacemos lo mejor que sabemos porque somos madres y padres, no superhéroes. Así que ¡Fuera la culpa! Y ¡ Di SI en mayúsculas a la RESPONSABILIDAD! Ayudar a tus hijos emocionalmente durante los momentos difíciles es un regalo para ti, para ellos y para la familia. LOS HIJOS LO SON PARA SIEMPRE. Convierte esta situación también en una oportunidad de aprendizaje para todos.

 

Mar Milan
Coach Educativo

Los Mandalas: una herramienta para trabajar las emociones con tus hijos o alumnos

Si bien es cierto que las mandalas tienen un significado espiritual y místico, y es un concepto que viene de la India, también es una herramienta que podemos utilizar para trabajar con los niños a nivel cognitivo, emocional y de comportamiento. Ya que es muy lúdica para ellos y realmente tiene muchos beneficios.
El término mandala significa círculo perfecto y es muy utilizado tanto en el hinduismo como en el budismo, para estar presente.

Es una herramienta que ayuda a los niños a fomentar la atención y la concentración así como la paciencia, la perseverancia y la constancia. Para conseguir aquello que te propones en la vida y poder tener éxito, necesitamos desarrollar estas tres últimas habilidades y cada vez tenemos adolescentes más frágiles emocionalmente debido a la falta de práctica de las mismas debido a la inmediatez con la que consiguen todo en la era de internet y porque no decirlo también las facilidades de las que hoy día disponen. Y esto, no ayuda a desarrollar su autoestima.

 

 

 

Estimula también la creatividad del niño e imaginación a través del arte a la vez que está trabajando el desarrollo de la psicomotricidad fina, por tanto, aquellos movimientos del cuerpo que para el infante requieren de una mayor destreza y un mayor dominio de su cuerpo, en especial de sus dedos, manos y brazos.
Mi experiencia es que este tipo de actividades son muy buenas para niños “movidos” o con dificultad para concentrarse, inicialmente es una actividad que no la van a querer hacer porque “les aburre” o “no les gusta” pero es exactamente ése el reto para estos niños, ya que como ahora están muy estimulados debido a internet y es una actividad a la que no están acostumbrados, no les es fácil o como ellos dirán o los padres pensarán “no se les da bien”. Pero una vez se acostumbran a ellos, les gusta porque son actividades que salen de la sobreestimulación sensorial y muchos de mis niños me han dicho con sus palabras “me da paz, me da tranquilidad”.

 

 

Uno de mis niños de las extraescolares cuando se pone nervioso o se siente muy excitado o percibe una de mis miradas de alerta para que baje la energía porque empieza a tener actos agresivos de la sobreexcitación que tiene en ese momento, directamente pide “time out” y me dice “me voy a pintar un mandala para relajarme…” Y os tengo que decir que hace un par de años este niño era incapaz de sentarse y estar más de 1 minuto con la mandala, a día de hoy verlo disfrutar pintando y conectar con su tranquilidad, paz y concentración es un gran éxito para mí y ¡¡ya no te cuento para los padres!!

¿Dónde encontrarlos? En internet podéis encontrar infinidad, sobre todo en Pinterest y Google y de todos los niveles para niños y niñas de todas las edades.

 

Mar Milán

Víctimas y Agresores

El otro día leí un artículo en el que una persona pública reclamaba indignado que los niños que debían cambiar de escuela no fueran las víctimas del bullying sino los agresores.

Este titular me impactó y con todo el respeto, me atrevo a contradecir. Claro que comprendo su argumentación pero si vamos más allá estoy convencida de que ni “víctimas” ni “verdugos” deberían marcharse del colegio. Como adultos y educadores tenemos que ser conscientes que tanto la “víctima” como el “agresor” necesitan nuevas herramientas para trabajar la forma de relacionarse consigo mismos y con los demás, su manera de comunicar, la gestión de sus emociones, su autoestima, sus creencias… Para que unos aprendan a afrontar situaciones tan difíciles como que alguien te agreda y los otros no necesiten agredir a nadie por no saber gestionar su ira, por sentirse inferior o por no saber canalizar su dolor de una forma sana.
Es imprescindible trabajar conjuntamente la educación emocional para que estos episodios no ocurran y abordarlo desde el punto de vista del agresor y de la víctima (porque aquí, todos son víctimas).

Lógicamente, es más fácil empatizar con los que sufren la agresión, se me encoje el corazón tan solo pensar en ello. Es muy doloroso para mí ver este maltrato verbal y físico, saber de la crueldad de cualquier ser humano hacia otro, y más cuando se trata de niños. Aún así, me gustaría que viéramos este tema tan desagradable como una oportunidad para acompañar y ayudar a TODOS los niños. Los que agreden también son niños y eso no podemos olvidarlo aunque en ocasiones sus agresiones son tan crueles que no entendemos que nazcan de niños de corta edad.
Una oportunidad para poder ayudar al niño a que salga de su rol de víctima, ayudándolo a trabajar su autoestima y sobre todo creyéndolo capaz de encontrar herramientas para cambiar la situación y/o aprender de ella. Los educadores deberíamos enseñarles a pedir ayuda cuando se encuentran en situaciones como éstas para poderles acompañar. No basta con decir “tienes que pedir ayuda o explicarlo cuando te pase”, el niño se siente tan mal, tiene tan poca fuerza en esos momentos, se siente tan avergonzado que no sabe ni cómo decirlo. Hemos de sacarlos de ese pozo. ¿Cómo te sentirías tú si te humillaran de esta manera en el trabajo? Necesitamos ponernos en su lugar. Crear el clima de confianza necesario para que sienta que es seguro explicar lo que le pasa. Relaciones de confianza, de no juicio, de amor y de disponibilidad, de “estoy aquí para lo que necesites” SIEMPRE. Y no solo entre nosotros adulto-niño sino también niño-niño, relaciones de confianza para que entre ellos también puedan ayudarse.

NO PUEDEN SENTIRSE SOLOS EN NINGÚN MOMENTO.

También sé que los agresores viven un infierno, libran una batalla en su interior. Carecen de recursos para capear lo que les sucede porque necesitar denigrar a otro para sentirse fuerte frente a los demás es un síntoma clarísimo de que algo no funciona y NECESITAN AYUDA.

Los “verdugos” no dejan de ser víctimas de si mismos. Víctimas de la falta de un vínculo sano y amoroso con sus referentes y de un sentido de pertenencia, de comunidad. Ayudemos a estos niños a que sientan paz consigo mismos, que tengan el espacio y la valentía de explicar qué les pasa y cómo lo están viviendo. Darles herramientas para que aprenda a superar sus limitaciones, a que aprendan a quererse y a querer a los demás de una forma sana, a reconocer sus emociones y leerlas en los demás, a empatizar con el otro… Un niño por naturaleza es Amor y el Amor nunca agrede.

TRABAJEMOS LA EDUCACION EMOCIONAL

Mar Milán
Responsable dpto. niños
Educar es emocionar

Testimonio Mónica Montalvo

El testimonio de Mónica, una vez más me ha llegado al corazón…

Cuando una mami o un papi viene con sus inquietudes a hablarme de su hijo o su hija soy muy consciente de que pone en mis manos un tesoro, lo más preciado que tiene. Por eso es tan importante para mí conseguir ser parte de esa familia y acompañarla  en ese momento con lo mejor de mí misma.

Trabajar con niños es lo más inspirador y gratificante que hay. Doy gracias por ponerme delante de tantas historias, tantos niños y tantos sueños… Que me regalen estas palabras significa mucho para mí.

Significa que vale la pena invertir en educación. Invertir en personitas que solo quieren PERTENECER, porque un niño cuando utiliza una estrategia equivocada para sentir que PERTENECE, que es alguien que importa y que es valorado, tan solo quiere saber que es tenido en cuenta, tan solo eso, nada más y nada menos y es responsabilidad nuestra ayudarlo.

Llegamos a Mar a través de un contacto, muy bien referenciados. Nos habían explicado su forma de trabajar: honesta, directa, con una comunicación muy fluida con los papas…y la verdad es que llegamos o más bien llegué yo, muy angustiada después de haber intentado poner solución a una situación muy concreta que vivíamos con mi hijo de 9 años en el colegio, y que ni nosotros en casa ni el propio colegio había sabido reconducir.

Me encanto el primer contacto con ella, ya que de esa breve conversación telefónica ya pude experimentar que es alguien que » capta» enseguida la información relevante, y sabe llevarte hacia el foco que ella considera que hay que trabajar. Pero más me gustó cuando mi hijo empezó a ir a sus sesiones, de las que salía reforzado como un «super héroe».

A día de hoy puedo decir que ha sido nuestra mejor inversión, y que mi hijo la considera su » consejera», una persona de su máxima confianza, que le ha hecho «verse» mucho mejor, y sobretodo darse el valor que tiene y aprender a poner límites,

Mil gracias por todo Mar, te deseamos que sigas ayudando y aportando tanto con tu gran trabajo, y por supuesto seguiremos contando contigo!

GRACIAS Mónica, un placer trabajar Marc y con toda la familia, sois una gran familia

Casal Verano 2019

No nos cansaremos de gritarlo a los cuatro vientos;

¡¡Los niños son lo mejor!!

Para ellos hemos trabajado y construido este Casal De Verano, con la idea de que pasen unos días llenos de juegos, ilusión, compañerismo y aprendizajes. El juego es un laboratorio de vida, un ensayo para afianzarse y ganar confianza y seguridad para su futuro.

¡¡Esperamos que os guste nuestra propuesta!!!

 

VER PDF

 

El Valor de la Amistad

¿Tus hijos también están fascinados con los videos de youtube?

Si es así, ahora puedes sorprenderles y empezar a compartir su mundo, aprendiendo más de él y de su día a día emocional con la actividad que te traemos hoy.

Este video que te adjunto trabaja la Amistad, uno de los valores más importantes del ser humano, ¡sobre todo cuando somos niños! ¡Y qué difícil es para ellos a veces aprender a gestionarla! ¡¿Cuántas veces nos han venido con problemas entre los amigos?!

Una vez hayáis visto el video juntos te propongo que, en una conversación llena de verdadera curiosidad y apertura por tu parte, le preguntes a tu hij@:

¿Es importante para ti la amistad y los amigos? Del 1 al 10 ¿cuánto?

¿Quiénes son tus mejores amigos? ¿Por qué ellos y no otros (a ser posible di el nombre de algún

compañero que conozcas y que no haya nombrado)?

¿Qué es lo que te gusta de “funalito”?

¿Qué es lo que te disgusta de “funalito”?

Cuando decidís los juegos… ¿Normalmente se juega a lo que tú quieres o a lo que ellos quieren?
¿Cómo te sientes?

Sin juzgar sus respuestas y por el temperamento de tu hijo… podrás intuir si tu hijo suele ser uno de los “líderes” o “de los que se dejan llevar” en el grupo de amigos. En ambas ocasiones, tenemos que trabajar con ellos para que aprendan a crear relaciones de amistad sanas.

En el caso de que intuyas que tu hijo es uno de los líderes, es el momento de enseñarle que, en las relaciones de amistad también hay que ceder y que la AMISTAD consiste en dar y recibir, es decir, a veces tú y a veces yo.

Muéstrale que de esta forma le estás diciendo a un amigo cuánto te importa y rétale a que al día siguiente le pregunte a su amigo a qué quiere jugar. Anímale a que lo haga y que te cuente novedades;

¿Cómo crees que se ha sentido o ha reaccionado “x” cuando le has preguntado y dejado elegir?

¿Cómo te has sentido tú?

Así creas compromiso. En caso de que no lo haya hecho, no le reproches nada, solo motívale a que lo pruebe al día siguiente. A los niños les encanta hacer sentir bien, así que seguramente será que se le habrá olvidado. Puedes recordárselo tú en el momento que entre al cole al día siguiente.

Si por el contrario tu hijo es de los que se dejan llevar y siempre ceden a sus gustos y aficiones, enséñale a que diga lo que piensa y también a lo que quiere jugar. Quizá tienes que empezar por ayudarle a saber qué le gusta realmente y que “está bien” aunque sean juegos distintos a los que suelen jugar los niños de su colegio. Juega con él, aunque sean 5 minutos, y muéstrale que disfrutas, y que también lo pueden disfrutar los demás niños. Así le estarás enseñando a respetarse a sí mismo y de nuevo, crear relaciones win-win potenciando su autoestima.

Mar Milán

¡Cine fórum en familia! Conoce a tus hijos a través del cine

El otro día en una extraescolar una niña se sinceró y nos expresó a todos su enfado porque no le habían dejado jugar a futbol. Se sentía incomprendida y triste por haber sido excluida por ser una niña. Esto suscitó un debate muy potente entre todos los niños. Me convertí en una espectadora que a penas moderaba las intervenciones de los niños y niñas. A pesar de que los niños tienen creencias menos arraigadas que los adultos es inevitable que repitan patrones y estereotipos que reflejan la sociedad y los medios de comunicación. Fue una excelente manera de tratar la igualdad de oportunidades que tenemos todos los seres humanos a pesar de ser todos únicos y diferentes.

 

 

Ver una película con mensaje en familia y conversar luego con tus hijos es una magnífica manera de tratar temas en un contexto de confianza y respeto. El film “Billy Elliot”, por ejemplo, es una excusa perfecta para pasar un rato disfrutando toda la familia. El diálogo que puede desencadenar no tiene desperdicio y no solo para tratar temas de igualdad y respeto sino también para descubrir talentos en tus hijos. Todos los niños guardan un tesoro y nuestra labor como padres y educadores es descubrirlo. Descubriéndolo nosotros lo descubrirán ellos, ¡¿No os parece maravilloso?! Porque no van a ver en ellos aquello que antes no les hayamos visto y mostrado nosotros. Así aprenderán quienes son y se pondrán en valor para mostrarse al mundo.

Una vez hayáis visto la película atreveros a preguntar con mucha curiosidad y sin juicio;

• ¿Si tú fueras Billy Elliot, te atreverías a cambiar el boxeo por el ballet?
• ¿Cómo crees que se siente Billy Elliot cuando se ríen de él sus compañeros? ¿Cómo te sentirías tú?

¿Te seguirías atreviendo a bailar de todos modos?

• ¿Qué piensas de Michael, el amigo que se viste con vestidos?
• ¿Sucede algo parecido con algún niño de tu colegio?
• ¿Hay alguien que es diferente aunque no sea que se vista con vestidos/pintalabios…?
• ¿Tienes alguna actividad que haces y que se te pasa el tiempo volando?
• ¿Qué sentimientos experimentas cuando lo haces?

¡Seguro que experimentaréis mucha magia y conexión!

Educar es Emocionar

Hoy os presento un libro que recomiendo muchísimo de Andrea y Mª Ángeles, compañeras del equipo de Educar es emocionar con las que tengo el placer de colaborar en el área de Educación; maestros y niños.

Es un libro enfocado a ayudar a los padres en la educación de sus hijos y de esto saben;

Si queremos cambiar el mundo empecemos por cambiar la forma en que nos relacionamos y comunicamos en casa con nuestros hijos. Ese modelo será el que reproducirán con sus futuras parejas, amigos y compañeros de trabajo.

Por eso es tan importante invertir en crear y construir relación, LA RELACIÓN ES LO PRIMERO. No podemos influir e inspirar positivamente en nuestros hijos sino cuidamos la relación. Además, influimos en los demás por lo que les hacemos sentir, EDUCAR ES EMOCIONAR.

Nuestra propuesta para CUIDAR, ALIMENTAR y CONSTRUIR relación es el método AEIOU. Con estas vocales queremos traer el asombro y la ilusión que mueve todo cambio. Queremos desaprender inercias para incorporar nuevos aprendizajes, probando, experimentando como hacen los niños ya que ellos son nuestros maestros. Ahora bien, este método pone el foco en los padres, también nosotros hemos de cuestionarnos, revisar patrones y creencias, lenguaje, actitudes… Las relaciones son de dos y si cogemos nuestra responsabilidad en esta área de su educación, estaremos siendo el vivo ejemplo para que ellos se responsabilicen también con sus vidas y con su bienestar. ¡Nuestro objetivo en la vida es ser felices!¡ Vamos a por ello! ¿Te atreves?

Esta es la historia de Noelia… ¡Pero podría ser tu historia!

Noelia es mamá de dos niños de 6 y 7 años. Os podéis imaginar cómo es el día a día de esta familia. Dos chicos prácticamente de la misma edad pero tan distintos…con sus juegos, risas, alborotos, peleas y roces de convivencia típicos de esta etapa.

 

 

En fin, una familia que quiere EDUCAR con mayúsculas y que también tiene dificultades como todo hijo de vecino, ¿os suena, verdad? Una familia que no se conforma con “ir tirando”, no se dice “¡Total son unos años! Ya pasarán… además todo el mundo está igual!”. Quiere crecer y disfrutar de sus hijos, ya que… ¿podemos educar al tiempo que disfrutamos de nuestros hijos? ¡Claro que si se puede!

Noelia, movida por la curiosidad y guiada por su intuición los llevó a extraescolares de educación emocional y se benefició de sesiones individuales con los chicos. Así, con un trabajo más personalizado y profundo los cambios brotan con mayor facilidad. Cuidar la relación, invertir en fortalecerla, es el principal objetivo de la educación emocional.

 

¡¿Quién no quiere esto para sus hijos?!

Con una sonrisa llena de luz, Noelia me dijo que “sus hijos habían ganado en conocimiento de sus propias emociones y autoestima”. Conocimiento (y reconocimiento) de las emociones significa alfabetización emocional, ponerles nombre porque se identifican (en uno y en el otro) y se aprecian matices o mezcolanzas gracias a manejar más y mejor el vocabulario.

Y, ¿cómo contribuía esto en la armonía familiar?, “Mar –me decía-, son más capaces de explicarnos lo que les pasa y que nosotros comprendamos mejor aquello que les está ocurriendo”. En casa hay espacio para hablar de emociones y ello nos lleva a respetarnos todos mucho más y mejor. Noelia estaba feliz cuando me decía que la relación entre hermanos había mejorado mucho. La sentía más fuerte, más trabajada. Los pequeños conflictos, que siempre aparecen, los resolvían entre ellos con mayor facilidad al disponer de más herramientas y habilidades. ¡Prueba superada!

La verdad, es que testimonios como este son un reconocimiento que anima a seguir y seguir adelante.

Gracias Noelia, gracias por tus palabras.

Y TÚ, FAMILIA… ¿TE ANIMAS A ADENTRARTE EN LA MAGIA DE LA EDUCACIÓN EMOCIONAL? ¡TE ESPERO!

Mar